viernes, 19 de noviembre de 2010

Por la libertad de los presos políticos

Desde el año pasado, Roberto Martino –militante del MTR-FAR- está detenido, acusado de “prepotencia ideológica” y discriminación,“delitos” enmarcados en la Ley Antiterrorista. Junto con Karina Germano, Bertha González y José Villalba forma parte de los tantos presos políticos que existen hoy en la Argentina.

Desde el 10 de noviembre –habiendo pasados ya 8 días- Martino se encuentra en huelga de hambre, reclamando la libertad de todos aquellos que se encuentran presos por luchar. A continuación hacemos llegar una carta escrita por él desde la cárcel.
 A las compañeras y compañeros:
Cuando estas líneas lleguen a ustedes, habré cumplido 5 días y 12 hs de huelga de hambre en reclamo de libertad para los luchadores populares hoy encarcelados.
Este capítulo de la lucha ocurre en un momento teñido por el asesinato de Mariano Ferreyra. Un momento donde la respuesta popular ha servido para -además de exigir castigo a los responsables materiales y políticos del crimen- señalar que este pueblo no está dispuesto a tolerar los ataques de las mafias y patotas para-estatales, sino tampoco ningún retroceso en los espacios que conquistó desde (y mediante) la rebelión del 2001/02.
Y sin lugar a dudas, las libertades públicas ocupan un lugar importante entre esas conquistas, conseguidas a costa de muertos y presos. Sangre y muerte como en Mosconi, Neuquén, Jujuy, Corrientes; como en el 19 y 20, en el Puente Pueyrredón, ahora Mariano.
Presos como "Pepino" Fernandez, los de Las Heras, "Chacho" Berrozpe, Villalba, Esteche, la Gallega Germano, el "Boli" Lezcano, Olivera, los del MTR y muchos más que han pasado por las cárceles en estos últimos 10 años.
Un denominador común de todas y todos, ha sido la lucha por una sociedad mejor, una sociedad igualitaria, no sólo en los derechos sino -y fundamentalmente- en los hechos; como también la solidaridad militante con todos los pueblos y naciones agredidas por el imperialismo.
Ese combate, que solo puede finalizar con la victoria definitiva del pueblo trabajador, nos plantea hoy un gran desafío: avanzar para ampliar lo conquistado, única forma eficaz de defender lo alcanzado.
Ello exige de todos nosotros la más amplia unidad y flexibilidad, como la más firme claridad y determinación de que no tendremos una vida totalmente digna hasta tanto no instauremos un poder revolucionario obrero y popular.
Me reconforta profundamente, en estas horas, la solidaridad puesta de manifiesto por la inmensa mayoría de las organizaciones obreras y populares, sean: movimeintos sociales, agrupaciones y centros de estudiantes, partidos de izquierda; intelectuales, académicos, organizaciones culturales, de DDHH; como dirigentes sindicales y legisladores identificados con los intereses populares.

      
 ¡Con la fuerzas que ustedes transmiten marcharemos hasta la victoria!
                       ¡Libertad a los luchadores populares! 

 Roberto Martino
Rehén de la Embajada israelí y del gobierno kirchnerista
Desde el Penal de Marcos Paz

Para más información sobre el tema: 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada